Seguidores

miércoles, 30 de enero de 2013

Mil veces




Te lo dije mil veces y te lo vuelvo a decir,
no te fíes de lo que dicen por ahí ,
la luna no tiene novio, ni ningún,
desliz, fiel te esperara hasta morir.

De ti se enamoro,  su luz te alumbro,
en esas noches oscuras en las que tu,
con el corazón y alma, sumida en el llanto,
le solías decir.

¡Luna no me abandones, no te olvides de mí,
dame ese abrazo, hazme feliz, tu luz es mi guía,
ya no se caminar en noches oscuras sin ti,
no, no, que no llegue el amanecer, que al,
no verte, me siento morir!

Y la luna triste y sola sufría por verte así,
¡Ay,  que diera por poder bajar hasta ti,
abrazarte muy fuerte y calmar tu sufrir!

Te lo dije mil veces y esta noche te lo vuelvo a decir.
te esperara hasta, morir, no tiene novio ni ningún desliz.

Bella y radiante, el lo más alto brilla, con destellos,
de pena, noche tras noche, asoma, solo, para contemplarte,
¡mírala!  Luna, quisiera calmar esa pena, que te invade,
y no te deja...vivir.

Mª José Ferrer González.

4 comentarios:

  1. ¡Qué romántico! La luna siempre ha sido inspiradora del amor. Una bella poesía. Felicitaciones. Un beso grande Lou

    ResponderEliminar
  2. La luna es mi musa, tiene ese algo que invita a ser romantica, a soñar, aunque romantica la verdad soy.Un beso grande Lou y gracias.

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi espacio.
Encantada de leer tus comentarios.
Muchas gracias