Seguidores

jueves, 28 de noviembre de 2013

Corazones vacíos.


Madrugada  que acongojas mi corazón,
con sueños que ya no son, pararlos quisiera,
que terminase está desazón, que el descanso perturba,
hiela la risa, mata y decepciona, con su cruel realidad,
y mi alma lacera con inmenso dolor.

Si pruebas de la vida son, con seguridad que la talla he dado,
con coraje y valor, he seguido.

La razón de mi mente consecuente es, pero no así mi corazón,
¡Tonto y necio! Y me digo: ¿Si por otro pudiese cambiarlo?
Nacer de nuevo, deseo vano, conservando la memoria, para,
no olvidar los desmanes de los corazones vacíos, que tanto dolor, infringen,  ir espantado de mí camino, sin iras, ni rencor, semejantes, desatinos, que en mi rostro brille la sonrisa de nuevo y en mis sueños el sosiego, los despertares de las mañanas alegres y tranquilas.

¡Yo te entrego, yo te doy, un corazón lleno, todo lo que tengo y soy,
como amiga, como amor y como persona, nada pido, nada exijo,
¿Por qué darme a cambio corazones vacíos?

…no me deis castigo.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi espacio.
Encantada de leer tus comentarios.
Muchas gracias