Seguidores

miércoles, 12 de febrero de 2014

Durmiendo.



Qué puede hacer mi alma
triste y desconsolada
sola, en el abismo
del desengaño y el desamor.

Como curar mi corazón.

Como creer ya en el amor.

Dime, señor, qué me confiasteis.
Dime:

¿Esta penitencia, es la mía
así la merecía?

¿Soy tal vez indigna del amor?

¿Qué hago en este tormento
en el vórtice cruel del desamor?

Te supliqué acrobacias
tal vez inesperadas.

"¡Querías un espíritu poético, señor
aquí lo tienes
descosido
colgado fuera del cuerpo!"

No quiero abrir los ojos
déjame más tiempo
 déjame seguir…durmiendo.

Durmiendo, soñando
donde la paz y la vida...me abrazan.



Mª José Ferrer González.
® Reservado copyright.

.® Reservado todos los derechos de su autor 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos a mi espacio.
Encantada de leer tus comentarios.
Muchas gracias