Seguidores

martes, 2 de diciembre de 2014

Puertas cerradas.

Quisiera ser la voz del aire entre las ramas
esa voz derramada con caricias soñadas.

La voz que nadie conoce, pero todos escuchan
golpeando en las puertas cerradas de sus almas.

Quisiera ser imagen de una noche no doliente
y solo soy el reflejo de una luna que en su día brillara.

¡Me quedo en silencio con alas extenuadas
y por compañía, estrellas apagadas!

Definitivamente me entrego a un destello de eternidad
que ilumine por siempre esas puertas cerradas.

¡Ay!
Es solo un sueño que se marchara con el alba.

Mª José Ferrer González.
® Reservado copyright.
.® Reservado todos los derechos de su autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos a mi espacio.
Encantada de leer tus comentarios.
Muchas gracias