Seguidores

sábado, 18 de octubre de 2014

Quimera o verdad.



Languidecía el alma recordando el cariño
que me dabas, que endulzó  mi vida y al que correspondí con generosidad



Y evoco tus muslos blancos como la nieve
tu frente coronada por estrellas doradas

que te dan ese marco de ingenuidad

 en tus ojos como el mar los míos buscaron

la verdad y un poco de alivio de que esas promesas no fuesen quimeras y si realidad.

Así fueron mis noches largas como la eternidad
esperando que cumplieras, lo que no hiciste jamás.

Cuando el mar de los sueños se retire, como el cansado poniente y la última estrella se estremezca fugaz…
En un plano superior ya no habrá promesas incumplidas
solo verdad  una luz nueva abrirá tu alma, en las horas cansadas por el sueño.

¡Doy a tu cobardía el nombre de destino incumplido!
Devolviéndome lo que me arrebataste, ese es el clásico equilibrio, cerrare mis ojos para entrar en tus sueños y en un abrazo de energía eterna, bajo la luz de la luna, dejara de ser quimera… para ser verdad.


Mª José Ferrer González.

® Reservado todos los derechos de su autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos a mi espacio.
Encantada de leer tus comentarios.
Muchas gracias